Cómo Cambiar el Mundo


¿Como podemos cambiar o mejorar el mundo? Vivimos en una región que se caracteriza por pobreza, crimen, terrorismo, corrupción e injusticias, y vemos cada vez más deterioro del planeta, deterioro de la sociedad, y deterioro de las familias. Pero esos ni siquiera son los peores sufrimientos. En el mundo vemos cada vez mas indiferencia, soledad, depresión, adicciones, miedo a lo desconocido, miedo a sufrir, miedo al futuro, y un miedo profundo a que la vida no tiene sentido. 

¿Y entonces qué hacemos? 

Lo primero que siempre hacemos es echarle la culpa a otros y enojarnos. Nos enojamos con los politicos (unos malos otros mediocres), con los empresarios exitosos (unos corruptos otros honestos), con los lideres religiosos (unos malos otros buenos), y con los lideres nacionales en general. Pero la única pregunta importante al final del dia, para Dios, y para el futuro del mundo, es: ¿Y tú, que estas haciendo por los demas?

Pues, ¿Qué podemos hacer? ¿Qué podemos hacer por el pais? ¿Qué podemos hacer por el mundo? Y aqui caemos en nuestro primer error. ¿Porqué tenemos que pensar en esas escalas tan grandes? Desde niños nos indoctrinan a jurarle lealtad a nuestra patria, inculcando en nuestro subconsciente una necesidad por pensar como entes políticos, pero, ¿Porqué tenemos que cambiar o todo o nada?

El segundo error, y el problema mas grande del mundo, es pensar que cambiar el mundo, o cuando menos mejorarlo, es trabajo del gobierno, de los politicos, de los filantropos, de los ricos, o simplemente, de alguien más. 

¿Qué estas haciendo tú para mejorar el mundo? Qué estas haciendo tú para mejorar tu casa, tu ciudad, tu comunidad o tu iglesia?

Pero antes de responder esta pregunta, reflexionemos  unas advertencias. Primero, quejarse en facebook, en la radio, o entre amigos no le mejora la vida a nadie. El mundo no necesita más difamaciones, más demandas, más grillas o más rencor, lo que el mundo necesita son acciones transformadoras y esperanza. Segundo, protestar para que el gobierno haga algo diferente tampoco le ayuda a nadie, tenemos que dejar de delegarle la responsabilidad a los demas: tu tienes que ser el responsable. Finalmente, el error más grande que podemos hacer, y que es la causa mas grande del rezago del mundo, es bloquear, criticar, o difamar a aquellos que deciden intentar algo nuevo para mejorar el mundo. Padres que desaniman a sus hijos de dedicarse a causas nobles porque “no dejan dinero o son mal vistas,” politicos, iglesias y comunidades que se juntan a HABLAR, a hacer grilla, a desparramar criticas, o a disuadir a aquellos que estan HACIENDO algo con el deseo de mejorar las cosas para su familia, para su iglesia, o para su comunidad, incluso a aquellos que estan emprendiendo para salir adelante ellos mismos. Ojalá todo el mundo tomara cargo de cuando menos su propia vida, en vez de seguir esperando a que alguien mas venga y les resuelva sus problemas. Pero cuando llega alguien a atender un problema que afecta a muchos, y lo intentamos detener, por miedo a lo desconocido, o por celo, por rencores pasados, o por odio, eso es lo peor que podemos hacer. 

La realidad es que estamos cómodos en nuestra pobreza, con tal de poder apuntar el dedo y decir “ahi va el malo,” o “es culpa de aquel.” Le tenemos pavor al cambio. Queremos que el mundo cambie, siempre y cuando lo haga alguien más, y que no nos afecte a nosotros la manera en que vivimos: que nuestra industria, en la que trabajamos, no se altere porque me puedo quedar sin trabajo, aunque proteger esa industria obsoleta y protegerla con regulaciones, sindicatos y leyes sea la causa de que el resto de las industrias y de la comunidad no puedan progresar. Queremos que nuestras iglesias no cambien porque podemos perder la posicion de prestigio social que unos creen tener. Queremos que nuestra colonia no evolucione porque puede atraer a gente que no queremos tener cerca. Que mis hermanos, mis compañeros de clase, o mis vecinos no se superen porque tendré que comenzar a exigir más de mi mismo también para poder mantener mi estatus. 

En fin, el futuro del mundo, y de nuestra propia vida, depende de nosotros mismos. Al final del dia tenemos que decidir que tipo de persona somos: de los que le echan la culpa a los demas e intentan frenar el cambio, o de los que deciden ser el cambio que quieren ver en el mundo y aunque tengan que comenzar en chico. 

¿Y tu, eres parte del problema o eres parte de la solución?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s