5 Lecciones de la Película: El Niño que Domó el Viento

Para los amantes de cine, no se pueden perder esta película llena de lecciones de vida, y a la par, muy bien realizada, sobre cómo el sueño de un joven puede cambiar el mundo entero. Esta inspiradora historia está basada en la vida real, un gran ejemplo del poder de la innovación ante necesidades extremas, tanto políticas como climáticas. 

Cuando una terrible sequía condena a una región entera de Africa al hambre y a la desesperación, William, un joven decide buscar una solución en libros de ciencia e ingeniería en su biblioteca local, para ayudarle a su familia. 

Aqui les comparto unas lecciones breves que rescato de la historia:

1. Los emprendedores, inventores e innovadores son los salvadores del mundo, no los políticos (aunque existen emprendedores malos y políticos buenos). Pero la naturaleza de la política no resulta en soluciones creativas, sino en luchas constantes de poder, y es por ello que los emprendedores, especialmente en momentos de necesidad, encuentran y echan a andar las mejores ideas. 

2. Los gobiernos tienden a empeorar las cosas cuando se entrometen con los mercados (aunque sea sin querer, con buenas intenciones, o buscando ayudar). Asi sea subsidiando industrias que generan empleos temporales (porque eventualmente truenan), o imponiendo controles de precio, o vendiendo servicios como competencia desleal en los mercados, el resultado final tiene efectos exponiencialmente peores a la larga, y los que terminan pagándolo son siempre los más pobres.

3. El camino de estos emprendedores es solitario y contra corriente, pero cuando la comunidad los apoya, cosas grandes pasan. Los amigos estarán ocupados haciendo cosas más sencillas, los papás estarán ocupados cumpliendo sus responsabilidades, la comunidad estará ocupada echando culpas a empresas corruptas, a partidos políticos, a gobiernos, al clima, a Dios. Debemos ignorar la grilla y ponernos a resolver los problemas con nuestro propio ingenio creativo, y cuando podamos, apoyar a esos locos solitarios.

4. Las tradiciones familiares y comunitarias tienen un valor superior a lo material e incluso superior al individualismo (y esto viniendo de un defensor de libertades individuales en la política). Cuidado con olvidar la importancia y la belleza de las tradiciones y de la historia de nuestros ancestros.

5. Las nuevas generaciones tienden a encontrar soluciones creativas (y privadas) que las generaciones anteriores no imaginarían, y por eso en veces no los apoyan, o por eso creen que la política es la única alternativa. Pero aun asi, algunos jóvenes perduran con sus ideales, y algunos padres y comunidades empiezan a celebrar la innovación. Esas ciudades son las que salen adelante. Pero es importante que los jóvenes no olvidemos la belleza de las tradiciones y sabiduría ancestral que le dan sentido a ese éxito.  


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s